viernes, 19 de septiembre de 2008

Appaloosa "Appaloosa"


Ya que he hablado de Kooper como productor, he decidido comentar la que para mi es, no se si su mejor produccion, pero si el disco que mas me gusta de los que participo detras de los controles. Detalle este, el de productor, que le acerca aun mas a la comparacion que trace con Todd Rundgren. Aunque a diferencia de este, Kooper no es intrusivo con el sonido del grupo. Cantidad de grupos que han trabajado con Rundgren, se quejan de su excesiva mano en el estudio, cual si un Phil Spector moderno se tratase. A pesar de todas esas quejas, los discos que les produce Todd suelen ser los mejores en las carreras de los grupos con que trabaja (Meat Loaf, XTC o New York Dolls).

Compre este disco no por la participacion en la produccion de Kooper, sino por un dato aun mas desconcertante: la participacion en los arreglos de Charlie Calello (que como ya he dicho, trabajo con Kooper o Laura Nyro, entre otros). Asi, una decision alocada, me llevo a adquirir este disco que me maravillo cuando lo escuche atentamente.

Con estos datos, produccion de Kooper y arreglos de Calello, puede parecer que el disco sea solo reseñable por su participacion. En absoluto, es este uno de mis discos favoritos por meritos propios.

Buscando la portada del album para subirla a la entrada, he encontrado una pagina donde hablan del disco. La primera entrada describe, aunque sea de manera abstracta, tan bien el contenido del disco, que me he decidido a plagiarla:

No hace mucho calor, estas descansando tranquilamente en una canoa en medio de un estanque dorado, el agua esta muy tranquila, solo se oye un leve cantar de pajarillos como de fondo, las altas copas de los arboles detienen los rayos directos del sol, y se observa un maravilloso paisaje de primavera difuminado. En ese instante el tiempo se detiene. Así te puede llegar hacer sentir Appaloosa.

Por indefinida que parezca tal definicion, algo en la musica de este album nos remite a paisajes abiertos, a la belleza sin manipular de la naturaleza (me ahorrare el lugar comun de añadir "salvaje"). En concreto hay una cancion a la que va ligada esta definicion, me refiero a "Glossolalia". Del disco extraigo un sentimiento de plenitud similar al de la escucha del preludio de la mañana del "Peer Gynt"de Grieg.. Ese sentimiento de plenitud que se huele en el aire del comienzo de la primavera o de un suave verano. Hay otros dos discos que me envuelven en estados similares, "Pet Sounds" y "Forever changes", pero en estos dos albumes, la plenitud viene acompañada de un sentimiento de fatalidad, de que esos instantes jamas se repetiran, de que jamas habra momentos tan algidos en nuestra vida como esos que estamos viviendo y sabemos tienen fecha de caducidad. En "Appaloosa" hay una ligera carga de melancolia, pero es mucho mas inocente (quiza por la bisoñez de los componentes de Appaloosa) que en los discos de Brian Wilson y Love, mencionados.
Remitiendome de nuevo a la definicion plagiada, es curioso como un "extraño" puede definir de manera tan precisa sus sensaciones. Este verano escuchaba yo este disco al aire libre, al atardecer, mientras miraba los ultimos rayos de sol a traves de las copas de los arboles, contemplando algo tan bonito, tan a nuestro alcance, que sin embargo pasa desapercibido para nosotros, si no te tomas la molestia de observarlo. Sintiendo lo pequeños que solos, los seres humanos, ante la miriada de belleza que nos ofrece la naturaleza, pero a su vez, sabiendo, que es importante que la contemplenos. Para mejor comprension de esto que acabo de intentar explicar, citare la letra de "Astros" de Lluis Llach:

Nacen los astros con el primer latido de tu corazón.
Nacen las alboradas cuando con tus ojos abres la luz.
Nace la primavera para el gozo de tu cuerpo.
Nacen las rosas para que tus dedos persigan colores.
Porque en el gesto del universo
Aprendes la fragilidad de tu cuerpo,
Olvidas que el universo es solamente si tú eres

La formacion esta compuesta por cuatro chavales, cuya corta edad (entre diecisiete y diecinueve años) solo me provoca envidia, ante el enorme talento que atesoran. Su musica se ha catalogado como baroque folk. Es decir, folk con arreglos orquestales e incursiones en la musica clasica. Pero cuidado en el punto de los arreglos, en la contraportada del album, firmada por el propio Al Kooper, nos comenta que los instrumentos de cuerda estan tocados por Robin Batteau (violin) y Gene Rosov (chelo) y que no hay ningun overdub. "Cuando escuchas cuerdas, solo hay dos cuerdas tocando en todo el disco. La ilusion de escuchar veinte o treinta es consecuencia de su consumada tecnica". Aparte de estos dos chavales, el grupo lo forman, John Parker Compton (cantante, compositor y guitarrista) y David Reiser (bajista y percusionista). Aparte, Al Kooper añade diversos instrumentos a las canciones (piano electrico, organo, clavicordio electrico, vibrafono, guitarras electricas y arreglos de cuerda) y algun miembro de Blood Sweat & Tears (por entonces formacion donde estaba integrado Kooper) metiendo bateria, saxo y alguna cosilla mas. En las preciosa "Tulu Rogers"(!menudo estribillo!) y "Pascal´s paradox", que abren cada cara del album es en las unicas canciones que no reciben ayudas externas.

En la misma pagina donde encontre esa opinion citada, habia otras mas. Un comentario se quejaba del excesivo parecido del album con la musica de Donovan. Me parece una comparacion muy superficial. La musica de Appaloosa es a la vez, mas enraizada en lo tradicional y mas avanzada a un mismo tiempo. Otro participante, menciona a Pentagle y Nick Drake, subrayando que son mas psicodelicos y menos celtas. Pudieran ser el otro lado del espejo de Fairport Convention (ya que estos empezaron tocando folk norteamericano antes de descubrir sus propias raices celtas), ya que suenan a una mezcla de folk britanico y del norte de America.

Una extraña cadencia ritmica (como si un percusionista de jazz diera golpes con las manos para completar sus frases), el sonido poco convencional de un clavicordio electrico y un saxo alto tejen una atmosfera juglaresca (y esos violines no tienen influencia alguna del country) en "Thoughts of Polly"."Bi-weekly" es una de las dos piezas orquestadas por Calello, donde Kooper toca el organo (precioso su toque al inicio de la cancion). Y ese delicioso estribillo, lleno de alegria de vivir "Everything comes so nice and easy". Precede la hechizante "Glossolalia", que comienza con sonidos incidentales (el canto de unos pajaros) para pasar a introducir la suave voz de John Compton. Me encanta ese vibrafono (Kooper) que produce un ligero toque oriental, cuando canta "All she needs is spend some time...alone". En contraste con otras interpretaciones de Compton, mas distantes, aqui su voz parece mas emocionada. "Rivers run to the sea" tiene una base ritmica que parece que de cabriolas, que se detiene en el estribillo, para volver a la carga tras este. Y ese final con la bateria que trae el sonido de las gotas de lluvia.
"Now that I want you" parece sunshine pop por su melodia y su delicada orquestacion (Calello de nuevo), si no fuera por esos cambios de ritmo con la seccion de metales que dan a la cancion un aire muy a lo Blood Sweat & Tears. Hasta Compton rasga la voz. Una de las mejores canciones del album.

ENLACE DE DESCARGA:

4 comentarios:

Jordi Gracia dijo...

1.- Nunca estaré lo suficientemente agradecido a Rafa, amabilísimo responsable de una de las más acogedoras tiendas de discos - sí, todavía existen - de Madrid (Discos Babel) por su recomendación de ésta maravilla, recordándome que muchas de las cosas que merecen la pena en la vida, surgen casi siempre por casualidad. En otra tienda descubrí hace muchos, muchos años, por indicación de un bendito desconocido, una parte ya esencial de mi existencia, de mis entrañas: el "Astral Weeks"..... Pero como decía Gastón en "Irma, la dulce", esa es otra historia.

2.- Lo que quiero transmitir en esta ocasión es la felicidad que me ha procurado esta delicia. El único álbum, producido por Al Kooper, grabado en 1969 por éste grupo de extraño nombre (una mítica raza de caballo), es una asombrosa sucesión de delicadas melodías con unos arreglos de cuerda sublimes, debidos a la imaginación de una mente en estado de gracia, ya que todas las canciones - once - las firma John Parker Compton, ¡19 añitos la criatura!, que se asegura con solo un álbum un lugar en el panteón de los songwriters más ilustres. Hagamos una prueba muy sencilla: ¿Cuantos discos de los sesenta y setenta suenan tan frescos y sin poder encuadrarse en una fecha concreta, salvo casos muy señalados?. Este disco es ideal como el "Jazz in Silhouette" de Sun Ra - al que ya me referí en su día - para realizar un Blindfold Test a cualquier enterado.

El grupo lo forman además del mencionado Parker Compton a la guitarra acústica y voces, Robin Batteau en el violín, Eugene Rosov en el violonchelo y David Reiser en el bajo eléctrico. Pero el apartado de la producción resulta esencial en tanto la unidad del disco se palpa, se masca, resulta compacta y etérea a la vez, en fin, magistral. Es de esas grabaciones donde todo está en su sitio y se cumple ese viejo principio: The right in the right place. Cuenta Parker Compton que el álbum estuvo a punto de producirlo Lewis Merenstein que ha pasado con justicia a las páginas más gloriosas del rock por haber producido el inmortal "Astral Weeks", logrando un sonido único, todavía el más bello de la historia. Al final se decidieron por Kooper y vistos los resultados, la elección resultó inmejorable. Al Kooper, que ya había trabajado con inmejorable resultado en la Capilla Sixtina del rock, a saber "Blonde on Blonde", se rodeó de compinches de Blood, Sweat & Tears como Charlie Calello para la dirección de la orquesta o el saxofonista Fred Lipsius. Y es un descanso que aquí la batería, sin duda el instrumento más dañino, salvo en momentos aislados, en toda la historia del rock (a diferencia del jazz), sea tan suave como la de Bobby Colomby.

3.- Se me podrá decir que hay ecos de otros artistas en el álbum. Naturalmente, nadie está libre de influencias. Hay ecos de Love en "Now That I Want You" y guitarras y teclados con el sello del productor en otras; también destellos de esa bossa-nova que había invadido un par de años antes los USA de costa a costa, de la mano de Stan Getz. Pero eso no invalida para nada la sensación de estar oyendo un sonido casi inaudito en los años de las jam-sessions interminables, la psicodelia, el avant-garde facción británica, el hippismo, etc, etc. Este disco no es folk, pero también; no es rock, pero sí en espíritu; tiene toques clásicos (ese final de "Rosalie"), pero también sabe ser pop (Glossolalia). En las notas interiores del incansable Richie Unterberger, el propio Compton alude a ejemplos de folk barroco (ya saben ese folk con influencias e instrumentación de la música clásica) y cita a los Beatles, Rolling Stones, Tim Hardin, Tom Rush, Nick Drake, Gordon Lightfoot y Bobbie Gentry, además de la sombra de Donovan, Bee Gees y hasta Tim Buckley. Sinceramente, lo que yo oigo no me remite a los anteriores y si no lo hubiera leído, nunca les habría relacionado con éste disco más que de forma tangencial.

4.- Lo que yo sí escucho son maravillas que se pegan a la piel, que se agarran a las entrañas y se convierten en imprescindibles en tu dieta musical, tales como las ya mencionadas o "Tulu Rogers", "Bi-Weekly", "Pascal's Paradox", "Georgia Street", "Yesterday's Roads" y podría seguir con todas y cada una, con especial mención para la deliciosa "Feathers", pero prefiero detenerme en un último recuerdo para esa inmensa canción que es "Thoughts of Polly", que se ha convertido en una de mis canciones favoritas desde que la oí por primera vez. La única despedida que se me ocurre es: descubre Appaloosa. No sé de ninguna forma mejor de devolver el inmenso favor que me hicieron un afortunado día.

Anónimo dijo...

Tuve este disco en los años 70, y lo recuerdo casi nota por nota. Ya hace mucho tiempo que lo perdí, y también mucho que lo ando buscando. El enlace de descarga no funciona, ¿sabéis de algún otro sitio de donde se pueda bajar?
Saludos,

Suso

Travis Brickle dijo...

Aqui tienes otro enlace que funciona

http://www.mediafire.com/?wgjwmm32dnm

Anónimo dijo...

Bueno, no habían pasado ni cinco minutos del post anterior cuando he encontrado este otro enlace que al parecer sí funciona. Gracias por el magnífico comentario sobre un magnífico disco.
http://www.mediafire.com/?wgjwmm32dnm

Suso