martes, 14 de octubre de 2008

Linda Perhacs "Parallelograms" (1970)


Un disco de culto editado en su día de tapadillo por el sello Kapp y reeditado en el 2003 por el sello Wild Places, creado ex profeso por Michael Piper para editar este disco. Y a quien debemos agradecer el poder escuchar esta maravilla. Incluyo enlace para descargarlo, pero si te gusta, deberias comprarlo. No estamos hablando de una gran corporacion industrial sino de un sello practicamente casero. Alla cada uno con su etica, pero creo que el trabajo bien hecho merece recompensa. Insisto en que no es un disco editado por una compañia grande, de esas que merecen hundirse todas. Tambien el desarrollo tecnologico acabo con profesiones (bastante más honradas) como las del vendedor de hielo o el chofer de diligencia y no montaron tanto escandalo en su día.

Es esta una obra conectada al "Starsailor" (1970) de Buckley, a Joni Mitchell (que por aquellos años comenzaba a experimentar con jazz y tiene un registro vocal similar al de Linda), Joan Baez o Buffy Saint Marie. Más con la obra de Buckley al tender esos puentes entre el folk y el jazz con influencias, como esos fragmentos atonales, de compositores de clasica contemporanea. Cuidado, es un disco menos variado que el de Buckley y puede hacerse monotono en las primeras escuchas, dado el exiguo acompañamiento que luce la muchacha; practicamente guitarra y voz (y ella misma reconoce que no es una consumada guitarrista). Esto nos puede llevar hasta el desnudo "Pink Moon" de Nick Drake, que seria una comparacion más que acertada, para intentar definiros por donde se mueve este disco.

La historia del disco es curiosa, Linda era una higienista dental en Los Angeles y un día uno de sus clientes, el compositor Leonard Rosenman (fallecido recientemente) la escucho canturrear y decidio, por lo que cuentan, repentinamente, meterla en el estudio y rodearla de la crema de ls musicos de jazz de la ciudad.

Rosenman merece un inciso aparte. Es un compositor, tipicamente americano, a caballo entre el jazz y la clasica, conocido principalmente por sus bandas sonoras. Entre las que destacare "Barry Lyndon" (1975) de Stanley Kubrick que le consiguio su primer Oscar, "Rebelde sin causa" (1955) que fue su primer trabajo para el cine por recomendación del mismisimo James Dean, "Al este del Eden" (1957), "Un hombre llamado caballo" (1970), "Regreso al planeta de los simios" (1970), "Viaje alucinante" (1966) de Richard Fleischer o "Bound for glory" 81976), el biopic sobre Woody Guthrie interpretado por el David Carradine (el de Kung Fu y "Kill Bill") que dirigio Hal Ashby y con el que Leonard consiguio su segundo Oscar. O mi favorita, la de la adaptación de dibujos animados de "El señor de los anillos" (1978) de Ralph Bakshi.

Ya que he hablado de la obra magna de Tolkien, algo de princesa elfica tiene la preciosa Linda (de la que os pongo una foto y actualmente sigue siendo una mujer muy bella) con esa delicada voz y esos cantos druidicos al agua y a los vientos (la preciosa "Dolphins" de parangon)

El disco comienza con una de sus mejores canciones "Chimacum rain" con solo la voz (regrabada para crear unos deliciosos coros) y guitarra de la propia Linda. "I'm spacing out/ I'm seeing silences between leaves ... I'm seeing silences that are his". Esa segunda voz se desmarca del apoyo en los coros y dialoga con la voz principal, creando un ambiente enrarecido, donde se cuela algun efecto electronico que aun suena vanguardista hoy en día. La canción juega a desvanecerse como si fuera el "There she goes" de la Velvet. "Paper mountain man" es más formal, como una Joni Mitchell bluessy (!esa armonica!). Aunque tambien hay un cierto deje en su voz a lo Grace Slick (Jefferson Airplaine). La voz de Linda nos hechiza por su brillantez sobre las susurrantes acusticas de "Dolphin" "I want to feel the speed/ And the pulse of moving". "Call of the river" comparte ese encantamiento de fabula infantil con ese dulce "Come away" que parece querer atraernos hacia un mundo añejo que solo conserva sus trazas en la magia de los atardeceres y en otros fenomenos de la naturaleza que la vida moderna no nos ha arrebatado. Este disco parece decirnos "tomate un respiro, disfruta de tu alrededor, abandona las prisas".

Tras "Sandy toes" con su linea de bajo que recuerda a la balada que grabo Bowie para la banda sonora de "Labyrinth" llega el momento más impresionante del disco: "Parallelograms", la unica cancion donde las matematicas suenan sensuales, segun se dijo en una reseña del album. La sección central, que irrumpe sorprendentemente, introducida por una bateria (que suena con una presencia que no se vuelve a repetir en todo el album) es uno de los monumentos sonoros (ella misma decia que esta canción pretendia sonar como una escultura en movimiento) más impresionantes que he escuchado en la vida. Realmente parece estar uno en medio de un paraje onirico o soñando debajo del agua con esas flautas debussyanas (perdon por la palabreja), las tintineantes campanas, esos fondos sonoros murmurantes y la voz multiplicada de Linda. Por citar ambientes similares, tiene algo de "Starsailor" (la canción) de Buckley, aunque más conseguida y audible, "Stimmung" de Stockhausen y esas flautas que entran y salen del panorama sonoro me recuerda a como las empleaba Quincy Jones en bandas sonoras como "En el calor de la noche" o su magistral score para "A sangre fria". Esas olas de voces usadas como arreglos vuelven a aparecer en "Moons and cattails" que tambien incorpora flautas y una tabla india.



El mapa de "Parallelograms" con su extraña estructura circular (pincha para verla en grande)

Es un muy buen disco, atmosferico diria yo, las canciones te envuelven y su voz juega muy bien con los tonos agudos, parecida a una Linda Hoyle drogada, con esos etereos arreglos vocales. A pesar de que pueda parecer demasiado musica demasiado hippie (solo teneis que ver su foto, era igualita de joven a Rita Coolidge) tiene un aire misterio que le aparta de los topicos californianos del genero.

ENLACE DE DESCARGA:
http://rapidshare.com/files/142736191/004.rar

1 comentario:

onda dijo...

esto es una maravilla